miércoles, 27 de junio de 2012

ENVEJECIMIENTO POBLACIONAL EN ESPAÑA

ENVEJECIMIENTO  POBLACIONAL  EN  ESPAÑA


Los políticos  NO  vieron venir la explosión de la burbuja inmobiliaria, o no quisieron verla. No sé si pecan más de malvados que de ineptos. En cualquier caso, este nuevo gravísimo problema que se nos va a echar encima viene de frente y con luces de neón. ¿A qué esperan estos ineptos políticos para hacerle frente?  ¿A que los jóvenes empiecen a echar a sus mayores de casa por no poder cuidarlos y acaben éstos muriéndose en la calle?
Pido, por favor, que votéis a políticos que se atrevan a encargarse de este problema, y que lo difundáis entre vuestros allegados. Urgen desde  YA residencias a precios asequibles, y trabajadores cualificados. Si hoy en día ya vemos residencias ilegales donde maltratan a nuestros mayores, no quiero saber a dónde llegaremos dentro de 15 ó 20 años cuando haya el doble de ancianos para la mitad de jóvenes. NI PENSIONES, NI SEGURIDAD SOCIAL, NI CUIDADOS MÍNIMOS, NI NADA.
Ahora que tenemos 5 millones de parados es un buen momento para empezar a dar trabajo en este sector. Pero parece que lo único que saben hacer los políticos es recortar a los ciudadanos de a pie para que la nueva nobleza (banqueros, especuladores, políticos y eclesiásticos corruptos y los grandes empresarios explotadores) pueda mantener su opulento nivel de vida a costa de los que demás. Hasta un tonto lo ve, pero ellos no, ellos sólo se ven su ombligo.

domingo, 10 de junio de 2012

POEMA EN CONTRA DE LA TAUROMAQUIA


POEMA CONTRA LA TAUROMAQUIA 



Curioso país amante del toro,
con toreros que lo aman matándolo,
diciendo estas palabras no me haré de oro,
mas quizás otros también vayan contándolo.


No tenéis excusa,
pues matáis por diversión,
considerando como un “arte”
el sadismo sin compasión.


Cubriendo vuestras espaldas
con argumentos de tradición,
si por costumbres nos regimos,
encantados todos con la ablación.


¡ASESINOS! Los que matáis,
a un ser vivo con ilusión,
que no busca la pelea,
pero pierde su corazón.


¡E IGNORANTES! aquéllos,
no enterados de la canción,
eso sí, alegres en la ignorancia,
que con ella se vive mejor.


La muerte no os importa,
y os recreáis en la labor,
usando banderillas y estoques
que maximicen su dolor.



Pero una cosa os da derecho,
y es que de él, sois poseedor,
es mi "cosa" y hago lo que quiero,
como suele decir el legislador.



Mas sé que esto no os preocupa,
pues torturáis a un “animal”,
muy diferenciado de vosotros
que representáis la “humanidad”.



La inteligencia justifica
el derecho a torturar,
decidme si esto es inteligencia
o espíritu de maldad.



Dedico estos versos,
a los carentes de compasión,
que no piensen que me he excedido,
pues saben que llevamos razón.



Y que sigan vuestros niños con la tradición,
que someter al débil es de gran valor,
sacad al monstruo y olvidad la civilización,
no sea que progresemos y sepamos del amor.


Diego Almansa Ortega