jueves, 14 de noviembre de 2013

LOS POLÍTICOS DE ANTES

Me permito transcribir una interesante entrada la Web "Historiasdelahistoria.com", realizada por Javier Sanz:


SI TUVIÉSEMOS POLÍTICOS COMO ZALEUCO OTRO GALLO CANTARÍA

   Zaleuco de Locris, siglo VII a.C., fue uno de los primeros legisladores griegos que hoy en día, lamentablemente, no tendría cabida en el ámbito político. Si la política fuese una balanza en la que se pesase la RESPONSABILIDAD, podríamos poner a un lado todos los políticos del último siglo y al otro a Zaleuco, y la balanza se inclinaría del lado del griego.






  











Zaleuco

 
   Un hijo de Zaleuco fue acusado y condenado por un delito – hay varias versiones robo, adulterio… – cuya pena era la pérdida de ambos ojos. El pueblo pidió a Zaleuco que le perdonase y…

Perdonaré a medias a mi hijo, ya que no es él el único culpable, y mandaré que le saquen sólo un ojo; el otro me lo sacaré yo, pues siendo su padre debí haberlo educado mejor, y así se dará cumplimiento a la ley, ya que ésta nada dice sobre qué ojos hay que sacar

   Pero además de este acto de responsabilidad extrema también fue un político ingenioso. Para erradicar de Locris la ostentación, la suntuosidad y ciertas costumbres:

A una mujer libre que no le acompañe más que una sirvienta, a no ser que esté ebria.

Que las mujeres no salgan de la ciudad por las noches, a no ser que vayan a cometer adulterio.

Que las mujeres no vistan ropas doradas ni vestidos bordados, a no ser que sean prostitutas.

Que los hombres no lleven anillo dorados ni vestido semejante al milesio (habitantes de Mileto), a no ser que frecuenten prostitutas o vayan a cometer adulterio.

jueves, 7 de noviembre de 2013

LOS POLÍTICOS DECLARAN LA TAUROMAQUIA COMO "PATRIMONIO CULTURAL DE ESPAÑA"

Según el Diccionario de la Real Ética Española...

Tauromaquia: 1. Espectáculo donde un grupo de individuos se divierten torturando y matando uno o varios toros.

Según los políticos....




   ¿Hacen falta más pruebas?  ¡Porque tengo muchas más!
   Pero, desgraciadamente, éstas no interesa mostrarlas en los periódicos ni en televisión, ¿verdad? ¿acaso las habéis visto alguna vez el LA RAZÓN, el ABC, o TVE?   ¡Y luego nos escandalizamos por una taco en horario infantil!


     No hay más que decir. Una imagen vale más que 1.000 palabras. Que cada cuál juzgue por sí mismo.
   Solamente me queda agradecer a nuestros maravillosos políticos que nos iluminen en el modo de cómo hay que entender el arte. ¿Para qué iba a hacer falta pedir la opinión de la sociedad si los ciudadanos no entendemos nada de esto? ¿verdad?  Ya eligen los politicuchos por nosotros; ¡y listo!, otro paso más hacia la perfección humana.

lunes, 4 de noviembre de 2013

LA INDEPENDENCIA DE CATALUÑA ¿JUSTICIA O HIPOCRESÍA?

LA INDEPENDENCIA DE CATALUÑA  ¿JUSTICIA O HIPOCRESÍA?



     Antes de nada, quiero señalar que pretendo ser objetivo, no me considero españolista, ni regionalista, ni de derechas o izquierdas (esa estúpida división). Simplemente, soy un hombre que prioriza la igualdad, base primordial de la justicia, como principio a seguir. Y, por tanto, vaticino que el mundo tenderá hacia la utopía de la unidad global con igualdad de derechos de todos sus habitantes, sin importar el hecho de nacer el Luxemburgo o en Sudán. 

     ¿Por qué muchísimos catalanes jalean la palabra "independencia" cuando en realidad no la desean?

     Porque independencia, amigos, significaría, explicado de un modo visual, ser como Portugal: que el resto de España no supiera prácticamente nada de ellos. Las noticias en televisión desaparecerían, en los telediarios Cataluña ya no sería prioridad, en los deportes cada cuál iría por su lado (lo del Barça-Madrid sería historia. Y quizás a muchos forofos del Barça ya no les interesaría serlo de un equipo extranjero), se necesitaría un permiso de trabajo para cada lugar,  los catalanes deberían elegir entre una de las dos nacionalidades, aparecería una nueva frontera tanto para unos como para otros...etc. En definitiva, una verdadera independencia es todo esto, es la creación de un nuevo país. Y creo que con más contras que pros.

     Me sorprende, por tanto, que se grite "independencia" cuando lo que quieren decir es "separación a la carta" (solamente para aquellas cosas que les interese; el dinero, por lo general, aunque me pese decirlo. No pretendo ofender a nadie) 

    No seré yo el gran adalid en defensa de la nación española. Pero si de una cosa estoy seguro es de lo que dice aquel famoso refrán: "La unión hace la fuerza". Es así de simple. Quizás, incluso, si estuviésemos unidos a Portugal podríamos equipararnos a la mandona Alemania, ¿quién sabe?, aunque esto daría para otro artículo. Lo que es evidente es que una unión se basa fundamentalmente en la solidaridad entre territorios, tanto para mal como para bien; y que así, tanto un murciano como un vasco puedan acceder al mismo "Estado del Bienestar". No creo yo que sea un mal ideal.

  En cualquier caso, no tengo duda de que siempre que la convivencia pacífica sea posible, la unión parece la mejor opción. Por tanto, no olviden tener en cuenta que, actualmente, no se observa que estemos en estado prebélico. Supongo, que todos nos llevamos bastante bien a pesar de nuestras broncas. La cuáles también tienen su gracia y su ejercicio de autocrítica. ¡Si hasta nos solemos llevar mal con nuestros propios parientes! Pero... cuando las cosas van mal, ¿quienes son los que nunca fallan?

     ¿Independencia?  No nos engañemos. No creo que nadie la desee en todo el potencial que el término encierra. Simplemente, parece que algunos políticos pretenden hacer babear a la gente ante la perspectiva de un trozo un poco más grande de tarta a costa de calificar al vecino de glotón. Lo de siempre. Y mientras tanto, políticos ineptos y corruptos, junto con los eternos especuladores, la verdadera lacra del país, se dedican a reírse de sus ciudadanos provocando la pelea.

     Dan igual las lenguas que se hablen, e incluso las raíces históricas, a las que tanto se alude cuando prácticamente nadie ha conocido a sus tatarabuelos. Que cada uno legisle sobre sus asuntos, excepto uno: LA PASTA.  La pasta debería ser de todos, pero muy pocos estamos dispuestos a realizar sacrificios. ¿O acaso alguien se queja cuando la cuenta sale a su favor?  Nunca oigo levantar la voz de como las clases altas de nuestros países explotan el "mundo subdesarrollado" (ya se encargan nuestras élites de que lo esté) para que, con las migajas que recibimos de está explotación, podamos situarnos a la vanguardia del Estado del Bienestar en perjuicio de otros. Por todo esto, podría decirse que me considero "de izquierdas" pero unionista, es decir, abogó por una unión global, la de LA PASTA al fin y al cabo, pues por aquí empieza siempre LA IGUALDAD. Y no creo que el camino sea trocear el mundo, cada vez más, en pequeños paraísos como Suizas, Luxemburgos, Andorras, Gibraltares...etc. 

     Estas clases de independencias que buscan el privilegio de unos, mientras se aprovechan de los sistemas de los demás, no me convencen en absoluto. Por ello, que al menos, se hable claro. Ya que estos políticos de pacotilla están dando la impresión de querer únicamente mantener sus privilegios aún a costa de enfrentar a los ciudadanos entre ellos mismos. No os engañéis, el enemigo no está al lado, está arriba. Desgraciadamente, la lucha de clases sigue totalmente vigente, lo que sucede es que ahora es mucho peor, se ha globalizado. Así, los ricos de España, Alemania, EEUU, Rusia, China, Arabia, Egipto....etc, se han unido para joder a los pobres de sus respectivos países. Ese es el juego al que se juega ahora.